En esencia la Psicología tradicional y la No-dualidad (tradición filosófica Vedanta-Advaita) son aproximaciones completamente opuestas.

Mientras que la Psicología se encarga de estudiar la mente y la conducta de las personas, la No-dualidad asume la no existencia real de tal cosa llamada “persona” y por tanto tampoco de la “mente” o “conducta” (ver apartado No-dualidad).

No obstante, si uno se siente atraído a investigar esta naturaleza Advaita, entra inevitablemente en un camino de re-descubrimiento personal en el que las falsas creencias como “personas” quedan al descubierto.
La estructura psíquica y todas sus manifestaciones forman parte de ese conjunto de creencias que están obstaculizando el poder ver con claridad lo que realmente somos.

En este camino de “ver con claridad” hay ocasiones en donde uno tiene que enfrentarse cara a cara con las manifestaciones psíquicas para desenmascararlas y conocer lo que realmente son.
En este punto es donde la Psicología aún puede ser útil a la persona que todavía sigue reconociendose a sí misma como un ser independiente y confinado en los límites del sistema mente-cuerpo.


Translate